{image}http://eldia.co/images/stories/250411/06.jpg{/image}Esta Biblioteca nació como una necesidad, claramente especificada en el Boletín Nº 1 de marzo de 1983 de la Comisión de Asuntos Culturales de ADIDA.  Siendo directivo el profesor Froilán Hilario Peláez, se manifestaba:

 

EL DEVENIR HISTÓRICO DE LA BIBLIOTECA CONCERTADA ADIDA-COMFENALCO

 

Eran de la izquierda moderada al interior del Sindicato y se aglutinaban alrededor del movimiento Firmes; lo que antes era el Tizaso, eran ellos un conjunto de docentes intelectuales: Elkin Jiménez, John Sosa, Saúl Salazar, Mauro García, Ofelia Londoño que era la directiva y por el año 1982 y 83 comenzaron su propuesta de tener una biblioteca al interior del Sindicato.  Y es así como se donaron algunos libros de los clásicos del Marxismo: el Capital de Marx; las obras de Lenin que estaba en su furor, los libros rojos de Mao Tse Tung, al igual que una que otra enciclopedia sobre la historia de Colombia y muchas revistas de Alternativa.  Pero en el año 1987 cuando se dio el trasteo a la actual sede de Argentina con Girardot; los mismos quedaron en cajas al lado de mucha documentación histórica de ADIDA.

En la casa vieja de Argentina con Girardot, existía un parqueadero y como casi ninguno de los directivos tenía carro ese espacio no se utilizaba para nada, cuando en el año 1989 al ser electa la Junta Directiva por Asamblea de Delegados, al entonces presidente de ADIDA Carlos Arturo Higuita, que había reemplazado a Ángela Tobón, la cual fue amenazada después del asesinato de Luis Felipe Vélez. le dio por colocar el debate si continuábamos trabajando por Secretarías o por Departamentos y es así como el Señor Luis Alonso Londoño presentó la propuesta de adquirir unos guacales de madera (donde traían los motores, de Japón para los carros de Sofasa) con Sintrasofasa y así poder construir en dicho espacio la biblioteca.

El espacio físico se realizó y se construyeron mesas y revisteros de madera para ir organizando la biblioteca, pero cuál sería la sorpresa cuando en el año 1991 se tomó la decisión de construir un edificio en la casa vieja y nos trasladamos para la calle 56 Nº 43 – 25; los tales guacales fueron a dar la leña de los fogones de los obreros para el cocimiento de sus alimentos y otra vez las cajas fueron el destino de lo que se había podido clasificar. Otra vez el proyecto de biblioteca quedo trunco.

Mudanza tras mudanza, el pequeño prospecto de biblioteca se iba desintegrando, sin embargo, los amantes de la cultura, la pedagogía y la historia bibliográfica, acertaron en su opinión de la importancia de la memoria escrita de la organización sindical y que aquello hacía parte, como buenos paisas, de los chécheres que había que llevarse consigo.

La construcción de la sede actual duró casi dos años por lo que los libros volvieron a llenarse de moho, polillas y humedad. En 1994 se inauguró la Sede Administrativa, Social y Cultural de ADIDA y se organizó con carretilla y todo, el tercer trasteo.

Allí, en un espacio más digno para la organización sindical, el Equipo Pedagógico del Centro de Estudios e Investigaciones Docentes, liderado por Luis Alonso Londoño Zapata en el período de 1990 y 1996, comenzó su labor lenta de ir recolectando y desempolvando libros, documentos, actas, notas escritas, revistas, periódicos y cuanto papel existía para realizar una clasificación que le pudiera ofrecer ayuda pedagógica a los maestros y maestras del departamento de Antioquía.

Lo anterior se iba actualizando con las elaboraciones propias de los compañeros del Centro de Investigaciones y con las memorias de cada evento al que asistían los directivos en materia de educación, pedagogía e investigación. En esta época se ganó el principio de ir haciendo texto la palabra del docente y no faltaba mes que el periódico de mayor circulación en el departamento citara al CEID como referente del desarrollo educativo en la región. El reto de hacer investigación con los docentes se fue posicionando a nuestro interior y en la Comunidad Educativa Antioqueña.

Una de las oficinas del cuarto piso fue dotada de revisteros con documentos. Alguien donó un armario que tenía en su casa; otro día se armo una estantería vieja contra uno de los muros para que no se cayera por el peso del papel. Poco a poco se fue ganando el valor del texto escrito y la urgencia de 1983 se iba, por fin, materializando.

La vieja urgencia vino a tener eco real sólo hasta 1997 cuando la Junta Directiva decide que el tercer piso de su nueva Sede Administrativa, se destine para la biblioteca de la institución. Se realiza el cuarto trasteo, se contrata a una bibliotecaria y se empieza a dotar la biblioteca para configurarla como una verdadera unidad de información pedagógica y se compran mesas y sillas para amoblar el espacio.

Para el año 1999, siendo integrante del Consejo Directivo de la Caja de Compensación COMFENALCO Antioquia, en calidad de consejero Principal, presenté la propuesta de un convenio ADIDA – COMFENALCO para organizar la unidad de información Pedagógica  como Biblioteca, en la Sede Central y es aprobado por un monto de ochenta y cinco millones ($85.000.000) de pesos para un período de dos años.

Comienza, así el salto más cualitativo y se pasa de lo empírico a la sistematización del acumulado histórico, pedagógico, educativo, jurídico, cultural y científico con la conformación de un equipo de trabajo conformado por un bibliotecólogo, una analista de información, una auxiliar de procesos técnicos y una coordinadora del proyecto. El ingreso de la información a la base de datos Winisis daría paso a la creación del préstamo de materiales sistematizado. Actualmente se adelantan pruebas de migración de datos al software PMB, con el fin de mejorar las herramientas y prestar un mejor servicio.

El proyecto de organización de la biblioteca ha evolucionado y fortalecido a tal punto que ofrece variedad de servicios tales como: préstamo domiciliario, consulta en sala, biblioteca digital y servicios de extensión con programas como: el ciclo de cine, exposiciones y banquete literario. Además cuenta con diversas publicaciones de difusión como el Lexis, BiblioAlerta y NOTI-ADIDA.

Hoy la unidad de información especializada en pedagogía, educación e investigación cuenta con una colección de 22.854 volúmenes, al empezar eran 700 títulos, 74 audio cassetes; 7.000 documentos, 130 carpetas con 30 recortes de prensa cada una (archivo vertical); 30 disquetes, filminas, fotografías y 2 suscripciones a periódicos regionales, lo que evidencia el crecimiento de la gestión bibliotecaria y las colecciones en diversos formatos.

Luis Alonso Londoño Zapata

 

Contáctenos

ADIDA - Asociación de Institutores de Antioquia

  • Dirección: Cll 57 #42-70 Medellín, CO.
  • Teléfono: (57) (4) PBX: 2291000 Fax: 2291031

Síguenos en:

Entérese en nuestras redes sociales.

facebook     twitter     youtube