Día de la afrocolombianidad, fecha para celebrar la riqueza de la cultura afro de Colombia.

El 21 de mayo de 1851 marcó la historia de los afrodescendientes en Colombia, fecha en la cual, dejó atrás la abolición de la esclavitud en el país.

Por eso, hablar de afrocolombianidad es hablar de historia, origen y resistencia de las personas de raza negra, que por largos años lucharon por acabar con la esclavitud, el sufrimiento y los maltratos.

Asimismo, es importante conocer que dentro de esta gran lucha, Benkos Biohó, fue parte esencial, puesto que era un esclavo que se rebeló ante los españoles y conformó un grupo de personas decididas y valientes, que huyeron de África, Europa y otros lugares hasta llegar a conformar el primer pueblo libre de América, conocido hoy como San Basilio de Palenque, a tan solo 40 minutos de Cartagena.

A propósito de la conmemoración del Día de la Afrocolombianidad, la Coordinadora de Etnoeducación quien hace parte de la línea de estudios afrocolombianos del CEID de ADIDA, Virginia Mena Córdoba, recalcó “el 21 de mayo se conmemora una fecha importante porque se hace reconocimiento a otras voces que han sido excluidas por motivos del proceso de esclavización, en este caso me refiero al pueblo Negro, Afrocolombiano, Raizal y Palenquero, teniendo en cuenta que Colombia es un arcoíris compuesto por variedad de colores, saberes y cultura”.

En este sentido, la afrocolombianidad es una cultura que se ha unificado con otras etnias y que, a través de sus costumbres, ha contribuido con el desarrollo nacional. Esa cultura africana que trajo consigo un conjunto de aportes y conocimientos desarrollados por los pueblos africanos a nuestro país y que al pasar de los tiempos se han mezclado con razas regionales, se han fusionado para dar origen a la nueva cultura de la afrocolombianidad.

Por ello, por medio de la ley 725 del 2001, el Congreso de la República decretó el 21 de mayo como el Día Nacional de la Afrocolombianidad, haciendo alusión al 21 de mayo de 1851 cuando en ese entonces el presidente de la República José Hilario López, firmó el decreto de abolición de la esclavitud en Colombia.

Del mismo modo, En el año 2001, se adoptó la Declaración Universal de la UNESCO sobre la Diversidad Cultural y, en diciembre de 2002, la Asamblea General, en su resolución 57/249, declaró el 21 de mayo como el Día Mundial de la Diversidad Cultural para el Diálogo y el Desarrollo.

Es así, que desde 2001 las instituciones se unen para aprovechar la oportunidad de promover de una forma especial la igualdad y la cultura afro de Colombia, la cual con el tiempo se han ido forjando nuevos valores de aceptación y respeto.

Este año, debido a la contingencia del coronavirus, al igual que otras celebraciones de fechas importantes, será diferente, sin embargo, es un día para dejar atrás la desigualdad que inició en la época colonial y pasar a una nueva etapa de aceptación, ya que este grupo sigue siendo víctima del racismo no solo en el ámbito social, sino también en el político, por eso es momento de agradecerles por sus aportes tan significativos y resaltar como han dejado legado de su cultura con la música, como los tambores, los cantos fúnebres y cantos de boga.

Durante este día más que llevar a cabo una celebración o conmemoración, se debe hacer un llamado y prestar más atención a las condiciones en las que viven las comunidades de afrocolombianos y cómo desde el gobierno y la sociedad se puede aportar para mejorar dichas condiciones.

Pues, según el Dane, los afrocolombianos en el país ascienden a casi cuatro millones 311.757, lo que corresponde a un 10,62% de la población total del país siendo Cali, Cartagena, Barranquilla, Bogotá y Medellín los sitios en donde reside el 29,2% de la población, aunque otro punto importante de ubicación son las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Se considera que Colombia tiene la cuarta población afrodescendiente / africana más grande del hemisferio occidental, después de Haití, Brasil y los Estados Unidos.

Es entonces que en el mes de la Herencia Afrocolombiana de las comunidades negras, raizales, palenqueras del país se busca promover la igualdad y celebrar la riqueza de la cultura afro de Colombia, ya que la fecha ofrece una oportunidad de profundizar nuestras reflexiones sobre los valores de la diversidad cultural para integrarnos y convivir en sociedad.