EL MODELO DE ALTERNANCIA EN MEDIO DE LA PANDEMIA.

A pocas semanas de haber iniciado el calendario académico en varias instituciones educativas públicas del país, nace la pregunta ¿cómo enfrentarán el modelo de alternancia, teniendo en cuenta que aún estamos pasando por el segundo pico de la pandemia del coronavirus?

Pues bien, para nadie es un secreto que la mayoría de las instituciones educativas públicas de Colombia no cuentan con la infraestructura física adecuada, como unidades sanitarias en buen estado, agua potable permanente, aulas escolares amplias o elementos de bioseguridad que garanticen la salud de los estudiantes y maestros.

Hoy, esta situación tiene opiniones encontradas, puesto que para algunos padres de familia es claro que si no se cuentan con todas las medidas de bioseguridad no se van a arriesgar a llevar a sus hijos al colegio, otros opinan que el estudio desde la casa jamás va a superar las clases presenciales y pese a los casos activos de Covid 19 que hay en el país quieren enviarlos al plantel educativo para que los niños interactúen entre sí y su nivel emocional no se vea tan afectado.

En este sentido y viendo la situación desde dos extremos muy diferentes, es lamentable que el gobierno nacional después de casi un año de implementar un modelo de trabajo y de estudio un poco improvisado y sin brindar mucha ayuda a los docentes y estudiantes, no ha logrado crear una estrategia que garantice la seguridad de los alumnos y maestros para el retorno a las clases presenciales, además le deje la responsabilidad a los padres de familia de decidir si deben mandar o no, a sus hijos al colegio, sabiendo que los casos activos de coronavirus siguen elevados y las escuelas pueden ser focos de contagios.

Y aunque en varias regiones del país, desde el año pasado intentaron retornar a las clases presenciales implementando la alternancia con los estudiantes de grado 11°, quedó evidenciado que los colegios en su mayoría no contaban con todos los protocolos de bioseguridad para trabajar bajo esta modalidad.

Asimismo, con la situación de la emergencia sanitaria por el Covid 19 se ha reflejado la poca inversión del estado en el sector educativo en Colombia, muestra de ello, fue la falta de conectividad que hubo el año pasado y que continúa en gran parte del territorio nacional; una realidad que sin lugar a dudas pone en jaque a la educación virtual que intentaron implementar en 2020 y que muchos niños, jóvenes y adolescentes no pudieron acceder por la falta de recursos para pagar internet y adquirir herramientas tecnológicas.

Ante esto, el escenario de la virtualidad fue un gran desafío para los maestros, quienes cargaron en sus hombros la responsabilidad de crear y buscar nuevas estrategias para sacar adelante el proceso educativo, puesto que la mayoría de los estudiantes de las instituciones públicas no contaban con recursos tecnológicos para acogerse a dicha modalidad.



ADIDA – Asociación de Institutores de Antioquia

Forjando desde la lucha la defensa de la educacion publica


CONTÁCTENOS

Cl. Cll 57 #42-70 Medellín, CO.

adida@adida.org.co

(57) (4) PBX: 2291000


© 2020 Copyright: ADIDA