DÍA MUNDIAL DEL TRABAJO INFANTIL.

El 12 de junio del año 2002, se celebró por primera vez el día mundial de trabajo infantil, establecido por la organización internacional de trabajo.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas indican que actualmente, cerca de 152 millones de niños trabajan en el mundo; y cerca de la mitad de ellos están expuestos a las peores formas de trabajo como ambientes peligrosos, esclavitud, trabajo forzoso o actividades ilícitas.

Con la conmemoración de esta fecha se busca crear conciencia de la grave situación del número de niños que trabajan en el mundo y se pretende que el gobierno nacional y otras entidades unan esfuerzos para erradicar el trabajo infantil.

Cabe resaltar que el trabajo infantil es aquel que priva a los niños de su infancia, de su dignidad y les impide explotar su potencial, al mismo tiempo que afecta a su escolarización, a su estado de salud y a su desarrollo físico y mental.

Es de mencionar que desde 2002, cada año se busca un tema para abordar esta problemática y crear acciones específicas para combatir el trabajo infantil, este año en medio de la emergencia del Covid-19 el tema es: Protejamos a los niños contra el trabajo infantil, ¡ahora más que nunca!

Es de señalar que las últimas estimaciones mundiales indican que 152 millones son víctimas del trabajo infantil; casi la mitad, 73 millones, están en situación de trabajo infantil peligroso.

Casi la mitad de los 152 millones de niños víctimas del trabajo infantil tienen entre 5 y 11 años; 42 millones (28%) tienen entre 12 y 14 años; y 37 millones (24%), entre 15 y 17 años.

El trabajo infantil se concentra en primer lugar en la agricultura (71%), que incluye la pesca, la silvicultura, la ganadería y la acuicultura, y comprende tanto la agricultura de subsistencia como la comercial; el 17% de los niños en situación de trabajo infantil trabaja en el sector de servicios; y el 12% en el sector industrial, en particular la minería.

Debido a esta situación, se conoce que la edad legal mínima en la que los niños están autorizados a trabajar es de 15 años, pero eso, es en países en desarrollo, sin embargo en Colombia, para realizar trabajos arduos el límite asciende a los 18 años.

Y según el DANE para el trimestre octubre - diciembre 2019, en el total nacional la población de 5 a 17 años representó el 22,2% de la población total. El 52,4% de la población en este rango de edad fueron hombres y el 47,6% mujeres y para el 68,2 % de las personas entre 5 y 17 años que trabajaron correspondió a hombres y el 31,8% a mujeres.

Esta problemática que afecta al mundo entero, en muchas ocasiones la excusa principal es que los niños tienen que trabajar para sostener a sus familias, abandonando la escuela y generando un deterioro a su salud.

Muchas veces las condiciones de trabajo de los menores, crean un gran número de problemas, como el envejecimiento prematuro, la desnutrición, la depresión o la drogadicción.

Del mismo modo, los niños que trabajan no están en capacidad de tener una educación normal, lo cual conlleva a convertirse en un adulto analfabeta, sin tener la posibilidad de crecer en su entorno social y profesional, a esto se le suma que muchos niños están expuestos a la violencia física, mental y sexual.